jueves, 3 de marzo de 2011

Hay tradiciones que están más vivas

8 comentarios
Pichu Straneo con Los Gaby´s del 91.
 ¿Y un baterista? Adivinen. Fuente
LA RADIO EN CARNAVAL

Debe hacer, fácil, diez años que no piso un tablado, mucho menos el Teatro de verano en febrero (Los Pixies son un gran nombre para parodista. ¿Se imaginan a  "El Boyero" presentándolos? Sería demasiado).
Yo era hincha de Los Gaby´s, ¡qué orquesta que tenían! Una verdadera maravilla. Y unos planteles mejores que los del Barcelona.
Tengo el vivo recuerdo del año que hacían la parodia de "Nosferatu". Horacio, Pendota, y el "pichu" Straneo juntos. Imaginate, o buscalo en youtube. En fin, recuerdos de los últimos tablados con el Goes lleno hasta las pelotas, pero no los últimos carnavales. Porque es cierto, no fui más, pero igual yo te digo los cinco primeros premios de todas las categorías ahora si querés. No, al jurado no lo conozco, la tele no la miro porque hace mal mirar la televisión para la vista, de cerca. Igual, por las dudas, no la prendo.

Yo escucho la radio, hace años, es más, a veces  alguna actuación, pero sobre todo, y como muchos carnavaleros, yo escucho los comentarios, y te saco los ganadores al toque. No es porque ellos sepan demasiado, el que la tiene clara soy yo, eso está visto. Pero es así, desde hace años, cuando se termina el día, un rato antes de Cotelo (Luis Carlos) tengo la sana costumbre de: escuchar a ver qué dicen.

Hago girar la perilla del dial y los escucho a casi todos. Depende cómo venga la mano, dejo un rato alguna radio en particular.
Ahora no es como antes, cuando estaba Artigas Trindade en la 28, un referente indiscutido.
Ahora los tenés de todos los colores. Está Marcelo Fernández, el periodista que se emociona. Sí, le pasa, se conmueve, se calienta, o no, pero sobre todas las cosas, se emociona. Un periodista, Marcelo Fernández que si te va a matar, capaz que no te das cuenta, o sí, pero el te va a decir algo tan lindo que al momento de salir a buscarlo con los muchachos, vas a pensar -"pero eso que dijo estuvo lindo, eh. Lo dejamos pa´ otro día". Un fenómeno.


Lo tenemos también, en la ocho noventa, a Guzmán Ramos. Que a veces lo miran de costado porque parece "inteligente", y eso antes no se usaba, hasta que llegaron los gais de la murga joven, con eso te digo todo.
Y entonces, ¿es Guzmán Ramos el periodista inteligente? No, como dirían las viejas: "habla lindo", o parece. Es el "periodista oportuno". Aprovechó la volada, se dio cuenta que desde hace un tiempo, a las minitas de humanidades, pero también las de arquitectura, (bah, todas las facultades) a las neo-hippies, les agarró la onda de que ahora son todas murguistas y van al tablado y les gusta todo el asunto popular. ¿Qué hace Guzmán Ramos? Conjuga en un comentario, los dos mundos: el pseudo-filosófico intelectual, y el carnavalero populoso. La verdad que estuvo bien, hay que sacarse el sombrero.

Pero los hay otros, con otra chapa arriba, que como dice Capablanca siempre es mejor, ¿no?.
Hablamos de un Eloy Calvo, el periodista que se pelea consigo mismo,  inclusive se ponen de acuerdo para confabular el uno contra el otro como en el Gran Hermano. Un tipo que ya fue y  vino, él y su otro yo.
O sea, sabe lo que es quemar un traje con componente de murga adentro cuando éste le pifió en una nota. El fue testigo, pero también, cómo ahora, se banca cuando una murga joven quiere meter un tema de Pearl Jam a prepo aunque no puedan cantar ni el Arroz María. Es decir, hablamos de un periodista curtido, o dos, pero que son el mismo.
No muy lejos en su mesa de trabajo (porque eso se nota al aire) está Gabriel Méndez, un todo terreno, que tanto te tira data, te hace una nota, o hasta una crìtica de las comprometidas.
Tiene un asunto con su "temperamento". Gabriel Méndez  vendría a ser algo asì como el "Pinocho" Sosa de los periodistas de carnaval. Con una diferencia, el Pinocho, como todos sabemos, es loco pero va para adelante. Mientras que Mèndez (que también tiene mucho humor, eso hay que reconocerlo) es más boquilla que otra cosa. Es muy de hacer calentar dueños de conjuntos, porque siempre quiso tener uno, pero lo más cerca que llegó, fue aquella vez que los reyes le trajeron un Depor Hit, azul con unas rayitas blancas en las mangas, estaba lindo.
En definitiva, un periodista con sangre, sangre azul, por el asunto que les comentaba del Depor Hit.

Y por último, obviamente, sì. Nestor "poroto" Pallares. Uno puede pasar un carnaval y olvidarse de comprarse unos churros, puede pasar. Como perderte un primer premio porque siempre iban tarde al tablado, puede pasar. Ponele que pasó todo febrero y no faltaste una noche, pero no, no sacaste ni un teléfono, puede pasar. Lo que usted, lector y yo sabemos, es que no puede pasar un carnaval sin  que escuchemos por lo menos un minuto al "poroto" Pallares. Si no, no es carnaval, y con un minuto a Pallares le alcanza para decirte, si es mejor que te quedes buscando una buena en el cable, o si tenés que ir pensando en apretar algún jurado porque estás definiendo. Y todo este asunto, realizado con una carpeta (no literalmente) que es propia de un consagrado del periodismo carnavalero.

Pallares jamás pierde la línea, ni cuando lo llaman para decirle que "supuestamente" no conoce un área de una obra musical que aparece en un cuadro de una revista y que no se qué, ni tampoco cuando sus fans lo esperan, temprano en la madrugada, tal como si fuera Aldo Martínez, en la puertas de AM Libre (tienen que esperar afuera, porque a Fasano no le gusta que miren para adentro).

Bueno, y estoy yo, que como les decía al principio, ahora mismo les podría decir todos los ganadores, y nomás con un radio a pila, unos auriculares, y además....unas pilas extra por si me quedara sin pilas.
En el ómnibus las venden baratas.

¡Atención! No nos olvidamos de la cuarenta y dos. Eso es para un capítulo aparte.

Federico Medina

8 comentarios :

  1. ¿El boyero no es finado?

    ResponderEliminar
  2. El carnaval ha dejado de ser carnaval para ser competencia teatral de puesta en escena de vestuario y de libretos rebuscados-las murgas ya no hacen reir porque son teatralizadas al mejor estilo teatro Solis-los parodistas son lo aburrido pues sus parodias nada tienen que ver con la vida cotidiana de todos los dias y apuntan a la Literatura caracteristica de los idolos mediovales.el carnaval es diversion-es espontaneidad-es critica a las vivencias de cualquier vecino -carnaval es para papelitos-serpentinas-caretas-ycantos entendibles.es para todos y no para algunos y ademas es corto porque lo mucho reaburre.saludos

    ResponderEliminar
  3. El baterista de La Trampa y del Cuarteto de Nos!!!!

    ResponderEliminar
  4. A mí me cae en gracia Eloy, el de CDF. Siempre está de acuerdo con lo que dijo el anterior, pero igual habla media hora y dice todo lo contrario.
    Muy divertido.

    ResponderEliminar
  5. @Anónimo

    si el boyero es finado pero se ve que por la radio no lo dijeron...

    ResponderEliminar
  6. Anónimo:te comento que hay un plan nuevo para que puedas terminar el liceo y así, escribir un comentario como la gente. Claro, antes te convendría terminar la escuela.

    Te dejo algo para que vayas practicando sobre el boyero:
    http://blogs.montevideo.com.uy/blognoticia_12838_1.html

    ResponderEliminar
  7. Ayer a Pallares se le escapó la tortuga

    ResponderEliminar